Alerta roja para el maíz temprano en la zona núcleo

105 views

La Bolsa de Comercio de Rosario, a través de la Guía Estratégica para el Agro, emitió un alerta roja para el maíz temprano en la región núcleo.

“Estimamos rindes de 50 a 60 qq/ha como piso y alrededor de 80 qq/ha en los mejores casos y si llueve de aquí a una semana”, advierten en Pergamino.

En la zona núcleo, el ascenso de las temperaturas y un significativo incremento de la humedad provocarán condiciones inestables, con el probable desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la región.

“El sistema de tormentas del sudeste bonaerense aleja la posibilidad de aportes de agua en el centro de la región pampeana”, comenta a la BCR José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas.

El 65% de la región núcleo está en sequía en el momento que el maíz temprano define el rinde:

“Las lluvias de los primeros 6 días de enero solo alcanzaron con más de 30 mm al sur de Córdoba. Esa es la única zona del área núcleo que se muestra con reservas adecuadas. El resto sigue desecándose y el 65% del área está con el mayor grado de sequía”.

Se trata de gran parte del centro y sur santafesino, oeste cordobés y norte bonaerense. Allí, hay 400.000 ha que están en condiciones regulares a malas, un 30% del maíz temprano implantado en la región. En este momento, el 75% del área está en las primeras etapas de llenado de grano, el 23% en oración y el resto en panojado. Más allá de las enormes diferencias que hay entre lotes por suelos, fertilización, fechas de siembra y los milímetros extra que algunas zonas han recibido, los técnicos coinciden en señalar que el problema es el llenado. El agua alcanzó para sostener una buena oración pero ahora los suelos no tienen más reservas en las áreas afectadas por la sequía.

“Los maíces están bien granados, con lindos tamaños de espiga, pero con serios problemas de llenado. Hace 10 días empezaron a removilizar nitrógeno desde las primeras 3 o 4 hojas que ahora están secas.

En otros cuadros sembrados más tarde, los granos están recién cuajados y están mucho más complicados”. Todos coinciden en que las lluvias de la próxima semana serán cruciales para el cultivo.