Cestari: “El crédito es una herramienta de trabajo”

92 views

Desde la Comisión de Finanzas de CAFMA, se trabaja para que los bancos, con el reinicio de la producción, posibiliten el acceso a créditos con tazas razonables para equipamiento y capital e trabajo.

La publicación de Decreto 450/2020, a principios de este mes, habilitó el funcionamiento de ocho actividades, entre las que se encuentra la fabricación de maquinarias agrícolas. La actividad enfrenta una nueva realidad, que no estaba entre los papeles de nadie. Producir en un escenario totalmente diferente, solo comparable a una película de ciencia ficción.

Lo cierto es que la pandemia de coronavirus obligó a la totalidad de las industrias a reinventarse y generar una nueva forma de producir con el diseño de nuevos protocolos de seguridad con el foco puesto en la salud de las personas para evitar el posible contagio con el Covid 19.

Néstor Cestari, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas (CAFMA) analizó en diálogo con www.noticiasagropecuarias.com el nuevo escenario en el que los fabricantes de maquinarias agrícolas deben retomar la producción, maximizando los cuidados, la seguridad y la salud de la gente, prioridad número uno en las empresas y en los hogares porque “la pandemia no hace diferencia y puede atacar a todos por igual”, asegura el industrial de Colón, Buenos Aires, fabricante de tolvas autodescargables.

En este sentido Cestari asegura que: “Nuestra actitud frente a la pandemia es una cuestión de conciencia porque cada uno de nosotros debemos cuidarnos cuando se va a trabajar,  en el día a día y también en la familia”.

“Las circunstancias por las que estamos pasando, afectan mucho al país, pero primero está la salud y, debemos preservar el recurso humano. Quienes trabajamos en el rubro de la maquinaria agrícola estamos muy conectados  con nuestra gente”, detalló.

Pero la preocupación del industrial esta puesta, más allá del día a día, en que hacer “Tenemos que ver como enfrentamos el día después, que son las obligaciones y, al estar cerrados no se generan recursos, se nos produce un hueco grande y, esto te lo dice un comercial de cualquier zona que tenga que hacer frente a determinados gastos, pero al no generar esos recursos, se viene la noche”, detalla Cestari.

Muchas de las empresas que participaron de ExpoAgro se fueron de San Nicolás con el maletín cargado de expectativas que no pudieron hacer realidad, porque además de haber finalizado la muestra un día antes por el Coronavirus, apareció la declaración de la cuarentena, hubo que cerrar todo y ante la falta de recursos por no haber flujo de dinero, muchas empresas debieron recurrir a sus reservas para el pago de los sueldos y otros compromisos pendientes.

“Llegamos  a Expoagro con una necesidad enorme  de créditos porque hacía exactamente dos años que no teníamos créditos. La Comisión de Finanzas de CAFMA, había cerradoo acuerdos con un porcentaje alto de bancos (públicos y privados), la gente estaba muy entusiasmada. Los bancos Provincia y Nación tenían preparadas líneas de créditos, los privados también y comenzaron a  aparecer muchas operaciones, atadas al crédito.

Muchas de las empresas que participaron de ExpoAgro se fueron de San Nicolás con el maletín cargado de expectativas que no pudieron hacer realidad.

Sin embargo la declaración de la cuarentena, a la semana siguiente del cierre de la muestra paralizó prácticamente toda la actividad.

“La industria de la maquinaria agrícola tiene que ver con lo temporal, porque hay equipos que si no se venden en esta época, habrá que esperar a la próxima campaña y si pasamos a la próxima sin posibilidad de crédito, aparecen los inconveniente, porque se nos plantea un panorama complicado”, explica el industrial.

Los productos como la línea blanca, electrodomésticos, automotores se venden todo el año, si no se vende este mes será el próximo, pero no en el caso de la maquinaria agrícola.

“Por eso insistimos en que los bancos oficiales nos permitan recuperar las operaciones que acordamos en Expoagro,   quedaron colgadas y tratar de que los créditos a otorgar a los productores se mantengan con las mismas condiciones, porque en tres o cuatro días no se puede vender todo el año. Los créditos son una herramienta de trabajo”, explicó el titular de CAFMA.

La Cámara formó distintos equipos de trabajo y uno de ellos es el de finanzas que maneja la parte impositiva y crediticia y ahora trabaja con el objetivo de establecer reuniones con los bancos para saber que se puede lograr dentro de las posibilidades que existan: “Debemos entender que vivimos un momento difícil y las empresas no vienen de años buenos y sumado a la pandemia, ahora más que nunca necesitamos el apoyo de los bancos para poner en marcha el aparato productivo”, sintetiza Cestari.

El industrial destacó el papel del Banco Provincia que en la última edición de  Expoagro, ofreció las mejores condiciones de financiamiento entonces, si “El Banco Provincia o el Nación arrancan con subvenciones del Ministerio de Agricultura, sumado a posibles subvenciones que se dé del lado de las fábricas, tenemos una herramienta que hoy es vital. Sin crédito estamos muy a la deriva”, resumió.

Respecto de la situación de las fábricas de maquinarias agrícolas y el pago de los salarios de sus empleados, Cestari estimó que la mayoría de las industrias afrontaron el pago de la primera quincena con recursos propios y en otros casos algunas empresas recurrieron al Banco Provincia (al menos en Buenos Aires), y obtuvieron respuestas positivas y rápidas, en base a la facturación  de los últimos meses.

“Los bancos hoy tiene que facilitar el acceso al crédito para el pago de los salarios y lo segundo es capital de trabajo, son las dos cuestiones imprescindibles, por eso la necesidad de recuperar la parte productiva para la compra de bienes de capital, que  en este momento es evaluada por las entidades para ver que pueden ofrecer y cómo”, concluye