El precio del cerdo sigue con nuevos records

130 views

El sector porcino nunca discontinuó su camino de crecimiento constante desde hace por lo menos 20 años, y a pesar de que en este año la pandemia le ocasionó problemas y bajas de precios, la actividad los supo sortear y al cierre del 2020 conseguirá nuevos récords en todos sus índices, tanto en exportaciones, como producción y consumo. Todo en medio del debate y alguna polémica que se originó por la posibilidad de inversiones chinas en esta industria local.

Así lo aseguró el especialista y consultor del sector porcino, Juan Luis Uccelli, al hacer un recorrido sobre la actividad a lo largo de estos últimos 12 meses. En este sentido, más allá de batir nuevos récords, proyectó que 2021 volverá a ser un año de crecimiento para la actividad, pero que podría ser aún mayor que los cálculos iniciales si el Gobierno implementa normas que potencien al sector.

“El año 2020 comenzó muy bien, con un precio que estaba cerca de los $80 el kilo vivo. Pero en marzo empezó la cuarentena obligatoria, se sumaron feriados y eso implicó que se cayera la cantidad de animales faenados, por lo que se comenzó a hacer retenciones de animales. Esto, sumado a que los primeros 20 días en los cuales la gente se retrajo en la compra de mercadería, hizo un sobrestock de cerdos, por lo que se empezó a hacer animales más pesados”, dijo.

Y agregó: “Eso se mantuvo y llegó el piso más bajo en junio, cuando el precio era de $58 el kilo. En julio cambió la tendencia y en agosto empezó a aumentar el precio, para en septiembre subir en torno al 6% y en octubre cerca del 17%, lo que dejó el precio del kilo vivo de cerdo en $116,28. Cabe mencionar que tras declararse la cuarentena en Argentina, la carne de cerdo que tenía como destino la manufactura de fiambres se chocó con que los lugares de consumo masivo de estos productos, como pueden ser los restaurantes, hoteles o, inclusive, caterings se vieron en la imposibilidad de trabajar, lo que hizo que las compras de las industrias de la materia prima cayeran”.

En este sentido, Uccelli remarcó en relación al consumo “fue un año al cual salvó a todo el sector el consumo de la carne fresca, porque se estaba consumiendo el 80% de todo lo que se producía y durante el año se llegó a consumir casi el 90%. Durante 2020 el consumo de carne de cerdo se ubicó en torno a los 17 o 19 kilos por habitante por persona, todo un récord, que promete seguir creciendo”.