Article

El atractivo revivido de las grasas lácteas hace que la leche entera vuelva a reaparecer

121 views

La leche entera está volviendo. Las perspectivas de producción de manteca están siendo socavadas por los precios bajos de la leche descremada en polvo en el proceso de fabricación.

En parte, la demanda de crema está siendo estimulada por el aumento de la demanda de servicio de alimentos en Asia cada vez más próspera.

Las exportaciones de crema líquida de Nueva Zelanda aumentaron de 30.000 toneladas en 2012 a 68.000 toneladas el año pasado, según estimaciones de funcionarios estadounidenses, que pronosticaron volúmenes que alcanzarán las 90.000 toneladas o más en 2017.

Sin embargo, en la leche líquida también, los consumidores están cambiando de las variedades descremadas al tipo de grasa total, a juzgar por la experiencia de Australia.

‘Cambio en las preferencias del consumidor’

En Australia, la leche entera ahora representa el 65% del total de leche fresca, de un 55% en 2012, “a medida que los consumidores se alejaron de las descremadas y otras variedades bajas en grasa”, dijo el personal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en Canberra.

“En 2016, la proporción de leche entera aumentó casi un 10% en términos de volumen, mientras que las ventas de leche baja en grasa disminuyeron un 6%”.

Los comentarios coinciden con los de principios del mes del grupo industrial Dairy Australia, que señaló que “los volúmenes de leche entera crecieron un 8,3%, a 706 millones de litros, lo que refleja el cambio en las preferencias de los consumidores hacia los productos con alto contenido graso”, también evidente en el clamor por la manteca.

“Las actitudes de los consumidores hacia las grasas lácteas continúan evolucionando”.

‘Menos grasa para manteca’

En un contexto de creciente demanda australiana de leche fresca, con volúmenes de ventas de supermercados de 2.5% a 1.6 millones de toneladas durante el año hasta el mes pasado, los suministros de grasa disponibles para otros productos lácteos han sufrido una doble restricción.

“El cambio de los consumidores hacia la leche entera ha reducido el volumen de grasa láctea disponible para la producción de manteca”, dijo la oficina del USDA.

Traducido y extractado por el OCLA de Agrimoney.com – por Mike Verdin