El abono ecológico revoluciona la agricultura

35 views

Hoy en día, cada vez más agricultores eligen fertilizantes orgánicos como cultivos. En los últimos años, esta tendencia se ha incrementado debido a la efectividad y los múltiples beneficios del compost orgánico en la tierra y la cosecha.

A nivel nacional e internacional, continúa el debate sobre el tipo de fertilizante utilizado en el campo. De hecho, varios estudios han demostrado los peligros del uso de fertilizantes químicos para dañar el medio ambiente y la salud humana. En este contexto, Grupo Iñesta se posiciona como un grupo empresarial, a través de la innovación y la tecnología, para brindar alternativas seguras y efectivas para mejorar la calidad y aumentar el rendimiento.

El abono ecológico es el presente y futuro del campo
El Grupo Iñesta cuenta con un equipo joven de profesionales altamente capacitados y de amplia experiencia que investigan y trabajan diariamente para ofrecer al mercado abonos y fertilizantes de primer nivel y alta calidad. Este grupo empresarial pone especial atención al I+D+i y las necesidades de cada agricultor. El abono ecológico es tan demandado porque en lugar de utilizar productos químicos que perjudican el suelo es capaz de proporcionarle a la planta un entorno ideal para su crecimiento y desarrollo.

Está demostrado que los macro y micronutrientes que brinda el abono ecológico al liberarse lenta pero eficazmente ofrece beneficios en un largo período de tiempo, incluso durante años. Al contrario, los fertilizantes tradicionales se escurren frecuentemente, contaminando las fuentes de agua.

Una de las principales diferencias entre los abonos químicos y los ecológicos consiste en que estos últimos logran equilibrar los niveles de pH del suelo, garantizando así, un sueño óptimo para todo tipo de cultivo. Por ejemplo, se ha determinado que el abono ecológico es perfecto para neutralizar suelos como el arenoso, ya que es capaz de ayudar a retener el agua y los nutrientes. De esta manera, los agricultores pueden trabajar en una tierra mucho más maleable y fácil de cavar, remover o amasar.

Como se sabe, los diferentes tipos de microorganismos que viven en el suelo cumplen un papel importante, ya que ayudan a reciclar y mineralizar los nutrientes. A diferencia de los fertilizantes convencionales que eliminan todos los microorganismos del suelo, el abono ecológico garantiza el crecimiento de estos seres vivos que mantienen aireado el suelo y, algunos, logran transformar el nitrógeno del aire en más nutrientes para el cultivo.

Con el abono ecológico, los agricultores garantizan una mejor calidad de su suelo, así como disfrutan de frutos y plantas más saludables.