Estiman que la caída de caña de azúcar disponible será importante

45 views

Durante la primavera del año pasado el área cañera resultó seriamente afectada por dos situaciones: la quema y la sequía. “La interacción de ambas potenció la expresión de daños sanitarios y provocó una detención y un retraso en el crecimiento de los cañaverales de distintas intensidades, con problemas de importancia, tanto en las nuevas plantaciones como en las cañas socas”, armó Eduardo Romero, coordinador del Subprograma Agronomía de la Caña de Azúcar de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

“Dando continuidad a esta tarea, a fines de marzo los cañaverales tucumanos muestran una situación altamente heterogénea y se observa, en general, un menor crecimiento respecto del esperado, según datos de años anteriores”, añadió el especialista.

Explicó que esta situación se relaciona estrechamente con la elevada variabilidad de las lluvias acontecidas durante diciembre y durante enero en toda el área. “Predominaron valores por debajo del promedio normal, que se suman al marcado déficit primaveral. Durante febrero y durante marzo, en los que se esperaba ver una cierta recuperación, si bien se registró un mayor aporte de las precipitaciones, este fue muy heterogéneo y, a la vez, se presentaron muchos días nublados -poca radiación solar incidente-, y con temperatura menor que lo esperable para la época”, indicó. Y añadió que estas condiciones ambientales afectaron globalmente el ritmo de crecimiento de los cañaverales tucumanos, y limitaron la potencial recuperación aunque se notan algunas diferencias entre zonas”.

Por los daños interactivos y acumulativos descritos, consideró que se debe prever una disminución de importancia en la producción de caña disponible para la presente zafra.

“Resultaría apresurado e imprudente arriesgar empíricamente la magnitud de la pérdida mencionada, ya que la Eeaoc dispone de un protocolo de estimación preciso y de eficiencia comprobada mediante el estudio de imágenes satelitales y validaciones a campo”, mesuró.

Precisamente, agregó que la cantidad de días nublados que se está dando también impidió que la institución disponga de imágenes satelitales adecuadas y de su respectiva verificación en campo. “Estas tareas vienen realizando los técnicos de la sección de Sensores Remotos y del
Subprograma Agronomía desde diciembre, para que en mayo nuestra actividad sucroalcoholera disponga de la estimación del total de caña que dispondremos para moler en esta zafra 2021”, finalizó Romero.