Article

Una estrategia integral de nutrición permite incrementar los rendimientos y bajar costos

476 views

Los suelos de la zona núcleo han estado sometidos durante décadas a un proceso de extracción de nutrientes. Y a pesar de que en los últimos 15 años ha crecido en forma sustancial el uso de fertilizantes, la balanza todavía es desfavorable e indica que la aplicación de nutrientes es aún menor a la proporción que se llevan los granos. En ese sentido, la soja es probablemente el cultivo más extractivo y el fósforo el elemento que se lleva la peor parte.

Los productores de soja podrían estar perdiendo un poco más del 20% de rendimiento en suelos con carencias nutricionales graves. De ahí la importancia de desarrollar una adecuada fertilización que aporte mayor sustentabilidad a la producción. Y en ese aspecto, la estrategia que Ferraris recomienda seguir es desarrollar un programa de fertilización a largo plazo que incluya el manejo por ambientes y la rotación de cultivos como ejes principales.