Article

Grupo Bee presentó dos revolucionarias novedades en el Congreso de Aapresid

104 views

La compañía, a partir de Laboratorios Bahnsa, una de sus empresas del Grupo, lanzó dos disruptivas innovaciones para solucionar problemas de dureza de agua y deriva de pulverización, así como también una tercera novedad para compatibilizar mezclas.

El Congreso de Aapresid fue, un año más, un contexto convocante para productores y asesores técnicos que buscaron hablar de innovación, nuevas soluciones y tecnologías, así como novedosos trabajos que las empresas están desarrollando.

A pesar de que la innovación, en sí misma, no fue parte de ninguno de los nueve ejes del Congreso, que este año tuvo como lema “C, elemento de vida” y que se realizó del 9 al 11 de agosto, en el Salón Metropolitano (Rosario, Santa Fe), este aspecto se filtró y escurrió igualmente entre cada uno de los ejes centrales.

Al respecto, Grupo Bee, una compañía con base en los negocios agropecuarios e industriales con sede en Argentina y que también ofrece productos y servicios a otras empresas, se centró en los aspectos disruptivos en los que están trabajando durante el Congreso.

Para hacerlo, justamente, estuvo Sebastián Alessandrini (Foto), quien es director de Investigación y Desarrollo de Grupo Bee, y quien lo primero que se encargaba de explicar, a los productores y asesores técnicos que se acercaban al stand de la compañía, era contar las dos grandes líneas de trabajo que tienen dentro de “Laboratorios Bahnsa”, una de las empresas del Grupo.

“Como parte del avance de productos en Laboratorios Bahnsa nos referimos a las novedades REVO -por revolucionarias- y los productos EVO -por evolucionados-. Es decir, en el primer caso, se trata de lanzamientos muy disruptivos e innovadores, mientras que los productos EVO, tan solo implican una evolución de otros que ya están desarrollados por Banhsa o que están disponibles en el mercado en cuanto a sus funciones”, diferenciaba Alessandrini.

En lo que hace a los REVO, Grupo Bee presentó en el Congreso de Aapresid, dos novedades, mientras que una tercera encajó dentro del segmento “EVO”.

“Nosotros podemos hacer este tipo de productos novedosos porque contamos con el ‘know how’ para el desarrollo de la formulación en Argentina y este también es muy novedoso en lo que hace al desarrollo de la industria de productos agroquímicos en el país. De esta forma, se pueden desarrollar productos específicos para cada problemática”, explicaba el directivo.

La primera de las soluciones REVO presentada fue “CQ REVO”, la cual resuelve un grave problema argentino: la dureza del agua.

“En Argentina, en muchas zonas y regiones agropecuarias hay severos problemas con las calidades del agua para aplicación, las cuales tienen una alta carga de sales disueltas en solución, es decir son “duras”. Ello, entre otras cosas, inactiva total o parcialmente al ingrediente activo de productos, como glifosato, dicamba o atrazina. De esta forma, para intentar amortiguarlo, se utilizan sobredosis de producto, perdiendo mucho activo por aplicación. Entonces, con CQ REVO encapsulamos totalmente a las sales concentradas en la solución del agua, como si fuera un secuestrante completo, se acomplejan esas sales y se inactiva ese catión que hay en la solución del agua y que causa los problemas”, destacó, detalladamente, Alessandrini.

Por su parte, el otro de los productos REVO presentado fue un reductor de deriva que, además contiene un adyuvante agrícola: Ligier “BLEND REVO”.

“BLEND REVO provoca una reducción de las microgotas (menores a 100 micrones) del asperjado de caldo que sale por cada uno de los picos de la pulverizadora. A diferencia de otros productos que hay en el mercado, los cuales afectan todo el tamaño de gotas para reducir la deriva, nuestra solución solo baja la deriva de las gotas más pequeñas que sale por fuera del blanco de aplicación”, explicó el directivo. Finalmente, el tercer producto presentado, de la familia EVO, se trató de una solución que compatibiliza los ingredientes activos de dos mezclas de herbicidas que tradicionalmente se cortan, como es glifosato potásico más 2,4-D o glifosato potásico más Fomesafen. Entonces, con “Ligier Mix” se puede revertir ese corte, de manera preventiva o recuperativa.

Según subrayó Alessandrini, “los tres productos se pueden usar en conjunto. De esta forma, lo primero que debe conseguirse es acondicionar el agua, sacando todos los cationes disueltos que inactivarán la mezcla. Con el agua estabilizada, luego se puede compatibilizar una mezcla o usar un coadyuvante antideriva, tranquilamente”.